Inside United: Realtime

Exciting News & Updates from UCGIA

El presidente Dennis Luker escribe una carta al ministerio y membresía

15 de octubre de 2010

Queridos compañeros ministros y hermanos:

Tradicionalmente, después de la Fiesta de los Tabernáculos todos regresamos a nuestras congregaciones inspirados y refrescados, listos para crecer en la visión espiritual de la venida del Reino de Dios. Para la gran mayoría de nosotros, este año no ha sido diferente. La Fiesta de los Tabernáculos 2010 ya ha terminado, pero es un recuerdo agradable e inspirador, que espero nos sostenga con celo para seguir creciendo espiritualmente a lo largo de la temporada de Fiestas Santas primaverales en 2011.

Desafortunadamente para algunos, el período inmediato después de esta experiencia tradicionalmente gozosa ha sido muy turbulento. En un momento en que se supone que debemos estar experimentando el resplandor de la satisfacción y la confianza en la obediencia a los mandamientos de Dios, ahora debo abordar un asunto muy importante. Les escribo esta carta a ustedes con el corazón oprimido, pero con absoluta confianza y fe en Jesucristo como cabeza de esta Iglesia. Todos estamos siendo duramente probados en este momento, por el conflicto que estamos teniendo en el ministerio de nuestra Iglesia, la Iglesia de Dios Unida.

Permítanme ir al grano respecto al objetivo de esta carta: unas cuantas personas muy vocales han planteado problemas imaginarios acerca de la actual administración y el Consejo de Ancianos, sobre todo en foros de Internet. Estos falsos problemas se basan en cartas recientes publicadas por Melvin Rhodes y por mí acerca del día sábado y sobre el ayuno. Una de nuestras cartas, publicada poco antes de la última temporada de festivales, confirmó la santidad inviolable del día sábado, y además se refirió a cómo una familia en Chile estaba buscando consejo y resolución para un tema específico y poco común relacionado con la observancia del sábado.

Esta familia, perteneciente a la Iglesia, ha sufrido niveles escalofriantes de calumnias, sobre todo en foros de Internet. Los temas específicos (que deberían haberse mantenido confidenciales, de acuerdo con el proceso tradicional seguido por la Iglesia) fueron errónea y trágicamente elevados de un nivel personal a un nivel público por algunas personas. Algunos estaban tratando de incluir a la fuerza estos asuntos personales dentro de un contexto organizativo, para lanzar acusaciones contra la Iglesia misma. Debido a que se había cometido una trágica violación a la confidencialidad, esto comenzó a convertirse en un problema mayor y en un ataque directo a la Iglesia, y por eso publicamos nuestra carta sobre el día sábado para tratar de ayudar a aclarar las cosas.

Nosotros hemos sido llamados a ser pacificadores (Mateo 5:9) y a someternos a Jesucristo como la Cabeza Viviente de esta Iglesia. Si por incluir el relato de esta familia (o por el título mismo de la carta) causamos alguna confusión acerca de cómo la gente debe observar el día de reposo, les ofrecemos nuestras disculpas. Para ser absolutamente claro, nada de lo que concierne a las enseñanzas establecidas de la Iglesia acerca del sábado ha cambiado, ni se está planeando hacer ningún cambio. Además, teniendo en cuenta los procedimientos establecidos en la estructura de gobierno de la Iglesia, es imposible que la administración o el Consejo de Ancianos puedan hacer algún cambio doctrinal por sí mismos.

Dado que la familia mencionada ha buscado el consejo y la decisión final de los líderes de la Iglesia, la cuestión específica seguirá el proceso tradicionalmente aceptado. Para ayudar a restaurar el respeto y la debida confidencialidad de ese proceso, Melvin Rhodes y yo retiramos con anticipación esta carta que fue mencionada más arriba.

Cabe mencionar que además de ser pacificadores, parte de la responsabilidad de esta administración es defender la fe. En honor a esa responsabilidad, debo señalar que algunas personas, sobre todo en foros de Internet, desgraciada y lamentablemente ahora están torciendo el contenido tanto de esa carta como de otra que publicamos sobre el ayuno y la búsqueda de la voluntad de Dios.

Algunos han alegado abierta y falsamente que de alguna manera estas cartas contienen pruebas de los comienzos de un cambio doctrinal. ¡Nada podría estar más lejos de la verdad!

Permítanme decirlo claramente: ¡algunos de los comentarios en Internet que se me han hecho llegar carecen de la más mínima urbanidad y respeto, y no representan en absoluto lo que enseña la Iglesia acerca de la conducta cristiana! Por un lado, el Internet nos ofrece una gran capacidad de alcance para predicar el evangelio de la paz y hacerlo disponible de manera gratuita a millones de personas. Por otro lado, el Internet ofrece la misma capacidad para hacer gran daño, permitiendo a ciertas personas que dicen ser miembros o ministros, fabricar mentiras descaradas y verdades a medias, burlándose de Dios y de su Iglesia al publicar comentarios de fácil acceso, y que atentan directamente contra la valiosísima obra que hemos sido llamados a realizar. Desafortunadamente,  esto me recuerda lo que Pedro describe y que estaba ocurriendo entre unos pocos en la Iglesia del primer siglo: “Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las autoridades superiores” (2 Pedro 2:10).

Los rumores y acusaciones que vuelan por todas partes, especialmente en Internet, afirman que este conflicto es una vez más acerca de la doctrina, como lo fue en 1995 cuando comenzó la Iglesia de Dios Unida.  Algunos  están diciendo que yo, como presidente, y que otros ministros en el Consejo de Ancianos, queremos cambiar algunas de nuestras creencias doctrinales fundamentales.

Para aquellos que ya se han olvidado, permítanme recordarles que yo me mantuve muy  firme  en 1995 cuando Unida se estaba formando, a causa de los conflictos doctrinales en ese momento. Yo fui parte de la junta directiva de Unida durante sus primeros cinco años y ayudé en el desarrollo de nuestros documentos de gobierno: nuestra Constitución (que incluye nuestras creencias fundamentales), los Estatutos y las Reglas de Asociación. Estos se basan en la santa Palabra de Dios, la Biblia.

Después de 32 años como ministro de tiempo completo en la Iglesia de Dios Universal, me retiré de ella, al igual que la mayoría de ustedes, con el fin de obedecer a Dios y guardar el sábado y los Días Santos. Permítanme asegurarles que mi compromiso de amar y obedecer a Dios y guardar sus mandamientos no ha cambiado—¡y nunca lo hará! Amar, obedecer y servir a Dios y su pueblo es el propósito de mi vida y de mi ministerio. Ya he les dicho a ustedes y a todos los hermanos que debido a que yo soy humano e imperfecto, voy a cometer errores, pero esos errores no me harán apartarme de Dios ni de sus leyes santas y justas.

Aquellos de ustedes que tienen oídos para oír, tengan la seguridad de mi compromiso con Dios, su Palabra, su Iglesia y su Obra. ¡Hice aquel compromiso con él más de 51 años atrás, cuando me bautizaron, y voy a mantener ese compromiso con él hasta mi último aliento!

Pero a pesar de esta prueba que nos encontramos experimentando, contamos con la suprema confianza de que Cristo conoce nuestros corazones. ¡Como líder de su Iglesia, él sabe cómo conducirnos a través de este juicio hasta la victoria! Incluso ahora mismo, estamos empezando a ver la profundización y los frutos de la proclamación del precioso evangelio de la Iglesia en la televisión nacional de Estados Unidos, en el canal WGN América (en inglés). Más y más nuevos contactos están surgiendo como resultado, lo que refleja una verdadera  curiosidad espiritual y una inspiradora hambre por la verdad de Dios. A medida que entramos en la temporada de otoño, cuando la televisión aumenta su audiencia, oramos y esperamos ver más respuestas de este tipo.

En la medida que estos contactos progresan gracias a nuestra literatura, la expectativa lógica es que esta gente pronto quiera saber cómo es la Iglesia por dentro. ¿Qué van a encontrar? Mi oración es que encuentren personas que practican una forma de vida revelada por Dios y por Jesucristo, lo que refleja “la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos” (Efesios 1:19, énfasis nuestro).

Ministros y hermanos, en la Fiesta de Tabernáculos reciente hemos captado la visión y hemos experimentado una vez más un poquito del Reino de Dios. Miremos individual y colectivamente más allá de cualquier prueba presente, reiterando con celo renovado nuestro compromiso para buscar a Dios y someternos a su voluntad, con los “ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que él nos ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos” (Efesios 1:18).

¡Hoy día, protejamos nuestros corazones y mentes, y bajo la guía amorosa de Cristo, pongamos en práctica las palabras del apóstol Pedro: ”procurad hacer firme vuestra vocación y elección” (2 Pedro 1:10)! Que Dios nos ayude a todos a superar esta prueba presente y que nos lleve a un profundo arrepentimiento, para que él pueda terminar, a través de nosotros, la maravillosa obra que nos ha encomendado.

Atentamente, su hermano en Cristo,

Dennis Luker

October 16, 2010 - Posted by | Home Office, President's Office |

3 Comments »

  1. En Englis por favor! Don’t know enough Espanol to be able to read this…

    Comment by bea childs | October 16, 2010 | Reply

    • Bea, it is the Spanish version of the same letter already sent out in English beforehand….

      Comment by United Church of God | October 16, 2010 | Reply

  2. Hola Sr. Luker: Gracias por las aclaraciones y agradecemos su preocupación por esta familia que me imagino sigue sufriendo los embates de los ataques de estas personas que no pueden respaldar su posición de ninguna otra forma que acusando y denigrando a los demas pero que claro eso ha sido visto por mucho de nosotros desde hace años. Gracias a Dios los tenemos a ustedes con un espiritu correcto y amoroso e incluso muy respetuoso para tratar estos temas y no señalar a nadie sino defender a sus ovejas y cuidarlas le damos gracias a Dios por que ustedes sean nuestra ayuda en estos momentos y sobre todo que tengan el enfoque correcto ante la ley de Dios, Jesucristo queria que aprendieramos el enfoque correcto de sus leyes y yo veo que ustedes lo tienen.

    Comment by Breiser Osorio | October 26, 2010 | Reply


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: